The Astonishing Sacrifice of a Child Unearthed at the Base of the Ancient Aztec Temple.

El impresionante sacrificio de un niño fue descubierto en la base del antiguo templo azteca.

El imρresiοпaпte sacrificiο de uп пiñο fue descubiertο eп la base del aпtiguο temρlο azteca.

Archaeological orgnews12

Los arqueólogos descubrieron el sitio del sacrificio de los niños al pie de un antiguo templo en una ciudad azteca en ruinas, ubicado al pie del antiguo Templo Mayor en el centro de la ciudad azteca de Tenochtitlán.

se cree que el niño pequeño fue sacrificado al dios de la guerra azteca Huitzilopochtli a finales del siglo XV. El sacrificio de niños parece haber sido relativamente común en las antiguas culturas del sur y centro de América.

 Archaeologists discovered the remains at the foot of an ancient temple in Mexico

Los aztecas realizaron sacrificios humanos, incluidos los niños, ya que creían que esto traería las lluvias que sus cultivos necesitaban para crecer. El descubrimiento se produce 12 años después de la ubicación del primer sitio de sacrificio de niños en el sitio arqueológico, ahora en el centro de la capital mexicana, Ciudad de México.

Se informó que los huesos del niño fueron encontrados junto con adornos corporales y símbolos característicos de Huitzilopochtli.

Los restos, llamados ‘Ofrenda 176’, fueron encontrados bajo el piso de una plaza al oeste del Templo Mayor, que era el centro de la antigua ciudad.

Los aztecas tuvieron que levantar una serie de losas de piedra del suelo para dar paso al cuerpo, señalan los arqueólogos. Luego cavaron un hoyo en el suelo y construyeron un buey cilíndrico en el que se colocó al niño con rocas volcánicas, unidas con estuco.

 Body adornments were found with the bones

Un experto dijo a los periodistas: “Luego llenaron la plaza con tierra traída de las orillas del antiguo lago para construir otra plaza encima”.

Un equipo integrado por los arqueólogos Rodolfo Αguilar Tapia, Mary Laidy Hernández Ramírez y Karina López Hernández, junto a la antropóloga física Jacqueline Ϲastro irineo, tuvo la misión de excavar el hallazgo de la Ofrenda 176.

Cada uno de los huesos humanos y los numerosos objetos elaborados con diferentes materias primas han sido cuidadosamente excavados, limpiados y registrados. El descubrimiento se produce después de que recientemente se encontraron cientos de cráneos en Tenochtitlan que se cree que se exhibieron públicamente en rituales.

Tenochтiтlan se construyó en una isla en lo que entonces era el lago Texcoco en el Valle de México. La ciudad fue la capital del imperio azteca en expansión en el siglo XV hasta que fue capturada por los españoles en 1521.

 The boy is believed to have been slaughtered for the Mexican God of war Huitzilopochtli

En su apogeo, fue la ciudad más grande de las Américas precolombinas. Los sacrificios humanos aztecas fueron mucho más generalizados y espeluznantes de lo que se pensaba anteriormente, según revelaron los arqueólogos en junio.

 Archaeologists believe he was slaughtered at the end of the 15th century

En 2015, arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (iNΑH) encontraron un horrendo “estante de trofeos” cerca del sitio del Templo Mayor.

Ahora, dicen que el hallazgo fue solo la punta del iceberg, y que la ‘torre de calaveras’ era solo una pequeña parte de una enorme exhibición de calaveras conocida como Huey Tzompantli que era del tamaño de una cancha de baloncesto.

En dos temporadas de excavaciones, los arqueólogos recolectaron 180 cráneos en su mayoría completos de la torre y miles de fragmentos de cráneos. las marcas de corte confirman que fueron ‘descarnados’ después de la muerte y que las marcas de decapitación están ‘limpias y uniformes’.

Tres cuartas partes de los cráneos analizados pertenecían a hombres, en su mayoría con edades comprendidas entre los 20 y los 35 años. Un 20 por ciento pertenecía a mujeres y el cinco por ciento restante a niños.

 The remains were found in Tenochtitlan, which is now the centre of the Mexican capital, Mexico City